Ahora que la Victoria está más cerca

Miércoles, Mayo 13, 2020 - 12:04

Por Enrique Valdés

La batalla contra el SARV-CoV-2 causante de la enfermedad de la COVID-19 casi entra en su etapa final. Hoy Cuba ostenta una disminución sensible de los casos positivos detectados, lo cual demuestra la eficacia de las medidas adoptadas por el Gobierno  y mantiene la curva epidemiológica por debajo de lo previsto para esta etapa.

Sin embargo las propias autoridades cubanas llaman la atención sobre la importancia de no confiarse por estos resultados porque un descuido podría dar lugar a una segunda y hasta tercera oleada de contagio.

Al cierre del 11 de mayo después de estudiadas 71 mil 157 muestras en poco más de dos meses Cuba ha detectado mil 84 casos positivos a la COVID-19, mil 277 de estas ya recibieron el alta médica, 443 mantienen una evolución clínica estable, 78 fallecieron  y se reportan dos graves, dos críticos.

En los últimos días también la provincia de La Habana ha marcado la pauta de los casos detectados, hoy 19 de los 21 son capitalinos, lo cual aconseja extremar las medidas de restricción para cortar las posibles fuentes de contagio.

En tal sentido el Consejo de Defensa Provincial de La Habana, CDP, analizó varios temas que inciden en el enfrentamiento a la pandemia como  el de la producción de alimentos y la necesidad del autoabastecimiento agrícola a partir de inversiones en sus organopónicos.

Igualmente pasó revista a las quejas relacionadas con un tema tan sensible como el del Sistema de Atención a las Familias, SAF, en los cuales una parte de la población denuncia actividades ilícitas en algunas unidades y violaciones en los protocolos de elaboración de los alimentos.

  El doctor Carlos Alberto Martínez Blanco, director provincial de Salud propuso al Consejo de Defensa modificaciones a la estrategia del sector en el territorio cómo el reacomodo de  las capacidades de camas en los hospitales, la explotación de los centros de aislamiento y centros de atención para sospechosos, así como en los de aislamiento para viajeros.

Esta propuesta, que será sometida a la valoración de las autoridades nacionales, tiene entre sus objetivos la racionalidad y concentración de la calidad de los recursos humanos pues está dirigida a mantener activos muchos de los centros hasta ahora utilizados pero sin ingresar en ellos a las personas dado el comportamiento del Coronavirus.

Martínez Blanco hizo referencia también a medidas adoptadas con la situación de residentes en Hogares de Ancianos sospechosos de la COVID-19  en las cuales, entre otros temas, responsabiliza al titular de la institución con el acompañamiento del enfermo hasta la incorporación de un familiar, si lo hubiera, y en caso contrario hasta su evolución.

La Habana, no obstante las cifras de esta última semana, se mantiene según sus autoridades, en zona favorable a la evolución de la pandemia con ocho eventos de trasmisión local abiertos.

Cuba en condiciones de comenzar pruebas masivas de detección de la COVID-19

Directivos del Ministerio de Salud Pública informaron del inicio de pruebas de PCR en tiempo real para detectar la COVID-19.

Este estudio está dirigido a detectar el coronavirus, aún en casos asintomáticos, para adoptar medidas que contribuyan a evitar futuros contagios.

Para eso,  informó Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del MINSAP,  se utilizará también la tecnología del Sistema Ultramicroanalítico, SUMA, que junto a las PCR permitirán diagnosticar de manera más precisa cómo se comporta el Coronavirus en grupos poblacionales no incluidos entre los grupos de contactos ni sospechosos.

El SUMA, dijo Durán es capaz de detectar la presencia de anticuerpos a la COVID-19 y confirmar si una persona estuvo infectada en etapa anterior.

Esta tecnología es una técnica cubana utilizada desde hace algunos años en programas de Pesquisaje Neonatal y Vigilancia Epidemiológica, entre otras,  la cual fue adaptada por científicos de la Mayor de las Antillas para utilizarla ahora en la detección ahora de la COVID-19 , incluso con ahorro importante de reactivos.

Esta semana Roberto Morales Ojeda, viceprimer ministro cubano declaró que incrementar  las medidas contra la COVID-19 y reforzar las acciones para detener la trasmisión en los municipios de La Habana, debe incidir positivamente en esta batalla.   Las medidas, aseguró,  están dirigidas a propiciar una mayor vigilancia epidemiológica; el incremento del aislamiento social, la reorganización de la asistencia médica y la protección al personal de la Salud para preservarlo de posibles contagios.

Sin dudas después de poco más de dos meses de lidiar con el peligroso coronavirus Cuba está en mejores condiciones de vencer a la pandemia, pero ojo, autoridades de Salud alertan que un descuido podría retrotraer la curva descendente y producir nuevas oleadas de contagio lo cual comprometería la batalla ahora que la victoria está más cerca.

lp/minjus

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam
4 + 4 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. Ej. Para 1 + 3, ingrese 4.

Otras Noticias