Debaten sobre la Constitución trabajadores del Ministerio de Justicia

Versión para impresiónSend by email
Miércoles, Septiembre 19, 2018 - 14:00

La incorporación de la garantía estatal de proteger los datos personales de las personas fue uno de los aportes originados hoy en la discusión del proyecto de Constitución por parte de los trabajadores del Ministerio de Justicia (Minjus).
Claudio Ramos destacó que el reconocimiento de tal atribución dentro del artículo 46, donde se asegura que el Estado respeta y garantiza el derecho de las personas a su intimidad personal y familiar, a su imagen, dignidad y honor, obligaría a la creación de una ley que proteja más a los ciudadanos.
Israel Ybarra aseguró que en el artículo 11, donde se hace una descripción de los espacios en los cuales el Estado cubano ejerce su soberanía, es importante añadir las categorías de naves, aeronaves y territorios ficticios, que son las sedes de las embajadas en el exterior.
Nelia Caridad Aguado consideró significativo que se incluya en el cuerpo de la Carta Magna el hecho de que Cuba promueve el desarme general y completo, y rechaza la existencia, pro­liferación o uso de armas nucleares y químicas.
Aguado mencionó también que en el artículo 21, referido a las formas de propiedad, hay un error conceptual, pues en la mayoría de las cooperativas los socios no son propietarios y tal condición derivaría en un conflicto.
Ella también opinó que se hace una diferenciación innecesaria entre propiedad personal y privada, pues ambas apuntan a lo mismo, al tiempo que sugirió que se incluya en algún artículo o inciso lo relacionado con la propiedad de uso y servicio público.
Alicia López consideró oportuno revisar el término inembargable en el párrafo 99, relativo al artículo que precisa cuáles son las propiedades socialistas de todo el pueblo, pues es necesario que se tenga en cuenta lo estipulado en la nueva Ley de Inversión Extranjera y sus flexibilidades.

Yurisán Rodríguez, al referirse a la compra de tierras y de la condición preferente del Estado al respecto, dijo que hay que tener cuidado con lo que significa el “precio justo”, pues deriva mucho en la subjetividad, y aconsejó sustituir la frase por “valor legal”.
Otros temas discutidos durante la cita fueron la necesidad de marcar la diferencia entre los términos de “ciudadanía efectiva” y “ciudadanía formal”; y de incluir dentro del artículo 40 que no haya discriminación por edad y estatus socioeconómico.
Aniuska Puentes, sobre el artículo 55, consideró que sea reformulado y quede de la manera siguiente: Toda persona tie­ne el derecho de conocer lo que de ella y sus bienes conste en registros públicos, archivos u otros controles, así como a interesar su no divulgación y obtener su debida corrección, rec­tificación y actualización, de confor­midad con lo establecido en la ley.
La cuestión del matrimonio entre personas del mismo sexo también encontró espacio en el análisis de la Carta Magna, y los criterios fueron divididos.
Hubo quien consideró que la concepción del matrimonio, desde el punto de vista del derecho como ciencia, es la unión entre un hombre y una mujer; también se sugirió la supresión del artículo, porque el matrimonio es una institución propia del derecho de familia; y además se pronunció uno de los participantes a favor del aprobarlo, pues constituye un ejemplo de no discriminación.

Tomado de la ACN

Otras Noticias