Díaz-Canel: “Ellos tienen la fuerza de las armas. Nosotros la fuerza de los pueblos”

Sábado, Octubre 26, 2019 - 05:29

Fragmentos del Discurso pronunciado por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República de Cuba, en la XVIII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Movimiento de Países No Alineados, en Bakú, República de Azerbaiyán, el 25 de octubre de 2019, “Año 61 de la Revolución”.

Estimado Presidente Ilham Aliyev;

Distinguidos Jefes de Estado y Gobierno;

Delegados e invitados:

Con sincera emoción, agradezco la cálida acogida que nos brindan el pueblo y Gobierno de la República de Azerbaiyán, a quienes nos unen 27 años de relaciones ininterrumpidas.  Ha sido un viaje largo, pero imprescindible (...).

Otra vez, como en 1961, es crucial que trabajemos juntos, apegados a los principios fundacionales de Bandung, por la paz y el desarrollo de los pueblos. Porque es nuestra responsabilidad como políticos y porque nadie lo hará por nosotros (...).

Cuba se honra con ser el primer país latinoamericano en los No Alineados.  Este concierto de naciones libres que opera bajo reglas democráticas y sin veto es lo que defendemos y soñamos ver un día en la Organización de las Naciones Unidas. En la fuerza de esos valores nos apoyamos para reiterar aquí:

Nuestra solidaridad con todos los pueblos que luchan porque se reconozca su libre derecho a la autodeterminación.

Nuestro rechazo a las decisiones unilaterales de Estados Unidos en apoyo a Israel y contra Irán, que incrementan la inestabilidad en la volátil región de Oriente Medio.

Nuestro llamado a poner fin a la guerra contra el pueblo sirio y a encontrar una solución amplia, justa y duradera al conflicto israelo-palestino.

Nuestra bienvenida al proceso de acercamiento y diálogo intercoreano y nuestra condena a las sanciones unilaterales contra la República Popular Democrática de Corea.

Nuestro enérgico rechazo a las campañas de Estados Unidos contra fuerzas políticas, líderes de izquierda y gobiernos progresistas de América Latina y el Caribe.

Nuestra firme solidaridad con el presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, la Revolución Bolivariana y chavista y la unión cívico-militar de su pueblo, que ha sabido defender la soberanía del país frente a las mayores amenazas y peligros.

Reafirmamos igualmente, nuestro apoyo y solidaridad con el gobierno de Nicaragua ante los intentos estadounidenses de desestabilizar a esa hermana nación.

Nuestra felicitación al pueblo del Estado Plurinacional de Bolivia por su activa participación en el proceso electoral y al presidente Evo Morales Ayma por su reelección.

Denunciamos el intento de golpe de Estado y la campaña de tergiversaciones, desestabilización y violencia desatada por sectores de la oposición e instigada por Estados Unidos contra la paz y la seguridad ciudadana en Bolivia.  La Bolivia de los pueblos originarios y vilipendiados durante siglos, que fue colocada por su extraordinario líder entre los países con mayor crecimiento y reservas en nuestra región.

Y, de manera particular, por los graves riesgos que entraña para nuestra región y para el mundo, rechazamos la decisión de activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, orientado a respaldar militarmente el afán estadounidense de revivir la Doctrina Monroe en el trasnochado empeño de hacer “Grande a América”, a costa de recuperar a las naciones libres del continente como su traspatio (...).

Los poderosos, desde sus confortables espacios blindados, han convertido a nuestros países en laboratorios y mercado de sus armas, dejándonos como saldo millones de muertos, desplazados, refugiados, hambrientos, violentados (...).

Agradecemos al Movimiento No Alineado su histórica posición de condena y rechazo al bloqueo de más de cinco décadas contra nuestro país y a la Ley Helms-Burton, de marcado carácter extraterritorial, que expresa el exacerbado grado de agresividad de Estados Unidos contra la resistencia de nuestro pueblo (...).

 Hoy queremos reiterar ante ustedes que no cederemos ante las amenazas y las presiones y que no renunciaremos al empeño de avanzar en nuestro proyecto de construcción de una nación próspera y sostenible.  Más próspera y más sostenible, mientras más libre, independiente, socialista y soberana.

Ellos tienen la fuerza de las armas. Nosotros la fuerza de los pueblos.

Hay un mundo postergado históricamente que espera por nuestros acuerdos y acciones.

Les propongo alinearnos, pero solo en torno a nuestros consensos:

No por la guerra, sí por la paz.

No por hegemonismos, sí por el multilateralismo.

No por la injerencia, sí por la soberanía.

No por la exclusión, sí por la inclusión.

No por el odio, sí por la solidaridad.

No por el control del mundo entre poderosos, sí por la verdadera libertad y democratización de las Naciones Unidas y las relaciones internacionales.

¡Solo la unidad podrá salvarnos! ¡Somos más! ¡Hagamos más!

Muchas gracias.

Toado de: Cubadebate.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam
9 + 6 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. Ej. Para 1 + 3, ingrese 4.

Otras Noticias