El rol del notario en la vida pública

Jueves, Septiembre 5, 2019 - 16:01

Por Enrique Valdés Machín
En el último programa de Hacemos Cuba se constató que todavía falta cultura jurídica en la población y se desconoce, entre otros aspectos, el rol del notario.
Al respecto la intervención de Olga Lidia Pérez Díaz directora de Notarias del Ministerio de Justicia (Minjus) sirvió de aproximación a un tema del cual queda mucho, muchísimo por divulgar en aras de alcanzar la excelencia en la prestación de los servicios jurídicos, uno de los principales propósitos de la institución.
Con lenguaje ameno, asequible y lejos de frases altisonantes o términos complejos, la Directora explicó que el notario es un funcionario público que en su condición de jurista asesora, aconseja en los actos a realizar y sobre todo es imparcial.
A diferencia del abogado o el fiscal- subrayó- no representa a ninguna de las partes, su actuar da Fe y sus documentos brindan certeza, seguridad y legalidad al acto en cuestión.
Esto, dicho en buen cubano, es la parte preventiva del Derecho pues una vez documentado el acto, impide y previene litigios.
Durante su intervención Pérez Díaz hizo referencia a las complejidades de los distintos documentos notariales, los nuevos términos establecidos a partir de la Intrucción 4/19 del Ministro de Justicia- publicados anteriormente en esta página- y del trabajo del Minjus en la recuperación y reparación paulatina de las notarias en todo el país.
Al respecto enfatizó que la calidad de los servicios jurídicos incluye locales con buenas condiciones tanto para el público como para el personal interno y eso, dijo, es uno de los objetivos a alcanzar.
Hoy, informó, de las 241 Notarias ubicadas en todos los municipios del país, incluyendo la zona montañosa, 31 de ellas carecen de las condiciones adecuadas y 16 están en mal estado.
Al referirse a algunos de los problemas identificados tiempos atrás, aseveró que las Instrucciones emitidas recientemente por el Ministro de Justicia buscan eliminar las largas colas, la reventa de turnos y los innumerables viajes a esos sitios.
Establecimos, dijo, que las Notarías deben organizar su horario de manera tal que atiendan durante toda la jornada laboral, eso, abundó lo chequeamos sistemáticamente, incluso con controles sorpresivos, pero el mejor antídoto es el control popular, allí donde se produzca una violación de término, un maltrato o negación de servicio, si la persona lo denuncia no solo resolverá el problema sino que nos ayudará a adoptar las medidas necesarias para evitar su proliferación, concluyó.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam
1 + 8 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. Ej. Para 1 + 3, ingrese 4.

Otras Noticias