El transporte de pasajeros es una prioridad para el Gobierno, asegura ministro del sector.

Miércoles, Febrero 26, 2020 - 12:58

El transporte incide en todos los  sectores de la economía del país y en especial en la población. Aunque se cumplan los planes de trasportación, no se satisface la demanda, ni se logra la calidad que espera la población en el servicio.

En el 2019, fueron transportados más de 1 800 millones de pasajeros -cifra por debajo de la prevista-, el 70% de ellos fueron trasladados por el sector estatal, el 20% por transportistas privados y el 10% con las transportaciones de vehículos estatales por la acción de los inspectores, afirmó Eduardo Rodríguez Dávila, ministro de Transporte.

La movilidad de pasajeros en una prioridad del gobierno, por esta razón en el 2019 fueron concretadas acciones para mejorar este servicio.

  • La incorporación de 400 gacelas en La Habana
  • Puesta en marcha de los 80 coches de pasajeros, aunque no se pudieron recibir las nuevas locomotoras
  • La producción nacional de 131 triciclos
  • Distribución de 320 ómnibus Diana
  • Se fabricaron 88 semiómnibus para la transportación rural
  • El programa de rehabilitación de la flota aérea avanzó con el envío de un primer avión a reparación capital y se prepara un segundo
  • El arriendo de dos catamaranes para reforzar la transportación con la Isla de la Juventud
  • La reparación de embarcaciones que prestan servicios en las bahías, que son fundamentales para las comunicaciones de determinados poblados
  • El inicio de la venta de ciclomotores en moneda libremente convertible
  • El acondicionamiento y rehabilitación de las estaciones de la vía central
  • Ampliaciones de las oficinas para la comercialización de los pasajes interprovinciales
  • Se amplió y reacondicionó la terminal de pasajeros de Batabanó y se rehabilitó la terminal de última hora de los pasajeros hacia la Isla de la Juventud
  • Mejoras en las condiciones de los choferes, mecánicos y otros trabajadores de las terminales

En particular, se continúa trabajando en el sistema de atención a las quejas de la población. “Las quejas son analizadas sistemáticamente y tenemos un sistema que hay que seguir fortaleciendo. No queremos perder tiempo, estamos fortaleciendo las oficinas de atención a la población para dar respuesta a las sugerencias de la población y que la quejas no se eternicen”, dijo el ministro.

A pesar de todas estas medidas, continúan las molestias con los servicios de transporte. Algunas de las principales inconformidades son:

  • Irregularidades en el cumplimiento de los itinerarios por falta de medios o problema de disponibilidad técnica derivados de mala organización del mantenimiento y el tardío arribo de los recursos
  • Falta de información a los pasajeros
  • Indisciplinas de los choferes (paradas fuera de lugar, exceso de velocidad, música a altos volúmenes, maltrato a la población)
  • Malas condiciones de las paradas y estaciones
  • Violaciones de precios establecidos
  • La afectación del combustible es real y el transporte es uno de los sectores que recibe el impacto de este déficit, afirmó Rodríguez Dávila. “Septiembre del 2019 fue el momento más crítico, se transportó menos del 70% de los pasajeros que se debía y aún no nos hemos recuperado”, añadió.
  • Entre las medidas tomadas, estuvo priorizar la transportación urbana, limitando la nacional y fortaleciendo el servicio del ferrocarril. Se realizaron trompos para descongestionar puntos en todas las ciudades, y fueron reforzados las acciones para el  control del combustible.
  • La autorización para emplear las capacidades de transportación de los vehículos estatales fue otra de las soluciones para aliviar la situación. “En todas las provincias, trabajadores del transporte e inspectores estuvieron en las paradas y los choferes comenzaron a parar aunque no hubiese inspectores. Ha pasado un tiempo y en la mayoría de los casos, si no hay agentes en las paradas, los choferes no tienen la conciencia de apoyar a los otros cubanos”, señaló.
  • En este sentido, el ministro explicó que se está incrementando la cantidad de inspectores, modificado la resolución del Ministerio de Transporte que establecía las condiciones de este tipo de servicio y definiendo obligaciones  y derechos  de los conductores, inspectores y pasajeros.
  • “En La Habana existen más de 3 000 paradas y se cubren con inspectores menos de 100 de ellas. La Dirección General de Transporte, en conjunto con los Consejos de la Administración de los municipios, determinó todas las paradas que por los volúmenes de población necesitan la presencia de inspectores. Hasta 311 ascendió la cifra que se necesita en la capital”, indicó.
  • La transportación de pasajeros no escapa a los efectos del bloqueo económico contra Cuba. El año 2019 fue particularmente complejo ante la persecución para la compra de combustible para el país.
  • El ministro de Transporte explicó que durante los últimos meses el Gobierno de los Estados Unidos ha arreciado las medidas contra este sector. Ejemplo de ello es la disminución del porcentaje de componentes norteamericanos que puede tener un avión que sea adquirido por Cuba. El índice disminuyó de 25 a 10.
  • Otra muestra de la política extraterritorial fue la cancelación de la venta al país de dos aviones para vuelos nacionales. Según una carta recibida por el fabricante, tras la restitución de la aplicación de la Ley Helms-Burton, se decidió rescindir el contrato.
  • Igualmente sucede con el contrato para la administración de los aeropuertos y la puesta en marcha de talleres para la reparación en el ferrocarril, dijo el ministro, quien leyó fragmentos de las cartas enviadas por los jefes de las compañías extranjeras con los que se habían conveniado tales negocios.
  • “Este año se cancelaron los cruceros, se limitaron los vuelos desde los Estados Unidos hacia las provincias cubanas. Este último tema nos genera mayor congestión en la terminal aérea de La Habana y un mayor tráfico interno por carretera en el país”, comentó.
  • Al abordar la persecución en el área de combustibles, dijo que Cuba tuvo que llegar a comprar un barco completo con el combustible dentro, ante la negativa del armador de atracar con el  carburante.

 

 

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam
10 + 0 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. Ej. Para 1 + 3, ingrese 4.

Otras Noticias