Festejos desde el aislamiento, pero festejos

Lunes, Septiembre 28, 2020 - 16:00

Por Enrique Valdés

Dicen que esta pandemia ha cambiado los estilos de vida y que la COVID-19 rompió con tradiciones y costumbres, en lo particular considero que las cosas verdaderamente arraigadas en el corazón de los pueblos son más fuertes que cualquier coronavirus.

Quizás por eso, el 27 de septiembre, aunque sin la tradicional caldosa y el intercambio entre vecinos en espera de la medianoche de un día que marcó un hito en el proceso revolucionario, quienes vivimos de cerca el nacimiento de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y los millones que siguieron nuestros pasos,  no pudimos dejar de festejarlo aunque fuera en la distancia.

Desde el portal de mi casa me trasladé en ese prodigioso vehículo que es la memoria  a otras décadas y compartí con personas que hace mucho, muchísimo tiempo no veía. Escuché a mi abuela-por aquel entonces presidenta del CDR- recordar las palabras de Fidel aquella histórica noche que nació la Organización de masas más grande del país.

Recordé también algunos chistes que creía olvidado, el tradicional juego de la escoba, la calle cerrada por el jolgorio y hasta me sorprendí entonando el Himno Nacional- como aquel entonces- aunque ahora en voz más baja, casi para mis adentros.

Es cierto que la vida ha cambiado, pero no solo por la pandemia sino porque a lo largo de los años los CDR crecieron y maduraron.

No obstante, cuando las tradiciones y costumbres son patrimonio de todo un pueblo no hay pandemia, COVID-19 ni coronavirus que puedan mandarlas al ostracismo. Como yo, muchos conmemoraron desde el aislamiento social y físico el aniversario 60 del nacimiento de nuestros Comités de Defensa de la Revolución,  pues la patria se lleva adentro y es más que fiesta, caldosa o bebidas.

Este 28 de septiembre es un buen pretexto para mirarnos por dentro. Quienes tratan de desmovilizarnos o sembrar el desaliento deben tener presente que los motivos fundacionales de los CDR siguen intactos, la defensa de la Revolución no se negocia y un muro infranqueable permanece intacto ante los arrebatos imperiales por cercenar nuestra independencia.

lp/minjus

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam
3 + 2 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. Ej. Para 1 + 3, ingrese 4.

Otras Noticias