Implementar con resultados la Estrategia es la tarea de mayor prioridad

Jueves, Octubre 29, 2020 - 16:28

Por: Yuniel Labacena Romero, Liudmila Peña Herrera y Monica Lezcano Lavandera.

«Esta es una batalla de todos. Hagamos lo que a cada cual compete y nada ni nadie podrá vencernos», afirmó este miércoles Alejandro Gil Fernández, viceprimer ministro y titular de Economía y Planificación, al presentar a los diputados una actualización de la Estrategia económica y social para el impulso de la economía y enfrentamiento a una crisis mundial prolongada provocada por la COVID-19.

Al intervenir en el 5to. Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su 9na. Legislatura, aseguró que «implementar con resultados la Estrategia económica y social constituye en estos momentos la tarea de mayor prioridad en la economía», y por eso «se debe exigir a todos los niveles de dirección administrativa el control de las medidas que les compete implementar vinculadas con la estrategia».

Gil Fernández significó que para ello urge potenciar el ahorro, fundamentalmente de divisas y portadores energéticos, brindar la máxima prioridad a la producción de alimentos, y ante cada demanda de la economía buscar la oferta primero en la producción nacional.

Añadió igualmente que es importante, en el diseño de soluciones, no incorporar nuevas trabas y que los procedimientos administrativos sean simples y transparentes; además, fomentar el vínculo productivo entre el sector estatal y no estatal, y actualizar las estrategias de desarrollo territorial en correspondencia con la política aprobada.

El Viceprimer ministro señaló que en lo realizado hasta ahora ha sido determinante el papel de las universidades y centros científicos. «La voluntad del Gobierno es avanzar con determinación en los dos meses que quedan del año, prestando atención a las medidas de enfrentamiento a la pandemia y el recrudecimiento del bloqueo, principal obstáculo para nuestro desarrollo».

Comercialización de productos agropecuarios

Hasta la fecha se ha avanzado en las 16 áreas claves de la Estrategia, las cuales se relacionan con las esferas económicas y sociales de mayor impacto en la economía nacional. En tal sentido, Gil Fernández informó que ya está aprobada la política para la comercialización de productos agropecuarios, y se presentará en los próximos días a la evaluación en el Consejo de Ministros.

«Se trata de una política flexible que concibe la participación de varios actores bajo un régimen de legalidad e introducen incentivos para la producción, el acopio y comercialización, en función de repercutir en el incremento productivo», dijo, e indicó que «el Estado desempeñará un papel regulador y los gobiernos locales tendrán una mayor responsabilidad en la concertación de precios por acuerdo con los productores y comercializadores».

Anunció que antes de que concluya el año empezarán nuevos servicios de financiamiento al sector agropecuario, con apoyo del Presupuesto del Estado y una visión de fomento de esta actividad. Dijo también que se trabaja para concretar los recursos financieros de apoyo a la agroindustria, incluyendo los provenientes del exterior, lo que permitirá otorgar financiamiento a la base productiva con respaldo en divisas cuando se requiera realizar determinada exportación.

La empresa estatal socialista

Sobre el incremento de incentivos a las exportaciones, Gil Fernández comentó que se ha trabajado en la implementación de esta medida, que constituye un nuevo mecanismo en el funcionamiento de la economía, mediante el cual las formas de gestión no estatales pueden importar y exportar a través de las empresas estatales de comercio exterior.

«Se han firmado 196 contratos, 15 de exportación y 181 de importación, mientras en el corto plazo se trabaja en la firma de otros 90 contratos. Se han aprobado también nuevos incentivos para las empresas estatales», apuntó, a la vez que precisó que ya se aprobó una resolución que establece nuevos incentivos para favorecer las exportaciones, tanto para las empresas estatales como para las formas de gestión no estatales.

Al referirse al fortalecimiento de la empresa estatal socialista, el Titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP) reiteró que esta es el sujeto principal de la economía y desempeña el papel trascendental en la producción de bienes y servicios. La Estrategia concibe avanzar en su autonomía, para lo que han sido aprobadas 15 nuevas medidas y se trabaja en otras.

Apuntó que está en fase de implementación gradual un nuevo sistema de asignación de divisas en la economía, más descentralizado y que favorece la gestión empresarial y el encadenamiento productivo. Hasta el 23 de octubre se han incorporado a esta práctica 142 empresas, de ellas 126 estatales y 16 mixtas.

Perfeccionamiento del sector no estatal

En otro momento de su intervención, Gil Fernández significó que el perfeccionamiento del sector no estatal constituye uno de los aspectos principales de la Estrategia. «Es un sector que ha sido muy golpeado por el recrudecimiento del bloqueo y la pandemia de la COVID-19», señaló, y recordó que unos 250 000 trabajadores por cuenta propia tuvieron que suspender temporalmente su licencia.

En su opinión, se ha avanzado en las medidas para flexibilizar este sector, a partir de ampliar las modalidades de trabajo, a la vez que se perfecciona el sistema tributario y se facilitan los trámites para los permisos. En cuanto a la micro, pequeña y mediana empresa, «se ha avanzado en su marco jurídico e institucional, bajo el criterio de que no sea una opción exclusiva para personas que tengan solvencia de recursos financieros».

Y argumentó que se está ordenando el apoyo mediante créditos bancarios y fondos estatales del presupuesto del Estado, al tiempo que se ha trabajado también en la ampliación de las cooperativas.

Desarrollo de los territorios

Gil Fernández detalló que ya se aprobó la política para impulsar el desarrollo de los territorios, de modo que se fortalezcan los municipios como instancia fundamental y se reduzcan las desproporciones existentes entre estos. Apuntó que para lograr mejor entendimiento de los proyectos ya se trabaja en la capacitación de los intendentes. «Pretendemos avanzar en la autonomía del municipio para su autoabastecimiento».

Como se ha apuntado durante estos días, el ordenamiento monetario es una condición indispensable para que tengan efectividad otras políticas y se alcance una transformación de fondo en el funcionamiento económico del país, un principio ratificado por el titular del MEP.

Gil Fernández destacó que la informatización de la sociedad es transversal a todos los sectores. Expresó que se ha avanzado en la televisión digital, el comercio electrónico, las ventas en divisas de dispositivos electrónicos, la creación de parques científico- tecnológicos, y los pagos electrónicos a las cuentas del presupuesto del Estado, que incluye la contribución tributaria y los pagos de trámites y servicios de las entidades.

Otras áreas clave

Al referirse a los resultados en otras áreas clave, el Ministro citó la transformación del sistema de gestión de la gastronomía estatal, «que tiene que ser eficiente, cubriendo los gastos con sus ingresos, pagando oportunamente a los proveedores, vinculando el salario a los resultados económicos y desterrando las ilegalidades y el desvío de recursos».

También se trabaja —abundó— en la recuperación del turismo. «El país se encuentra preparado para la reactivación del sector, que depende además del control de la pandemia, no solo en el país, sino en los mercados emisores. Un sector que tiene un alto impacto en la generación de divisas y en el empleo».

Según Gil Fernández, la Estrategia, igualmente, concibe mantener y perfeccionar la planificación centralizada, «una fortaleza de la economía que se ha demostrado en estos tiempos de pandemia, y que no significa asignación centralizada de todos los recursos».

A su vez, se prevé avanzar en el tránsito de mecanismos administrativos de conducción de la economía a la utilización de instrumentos financieros. En esa dirección se han introducido modificaciones en la planificación para el año 2021, con el objetivo de lograr mayor flexibilidad en el proceso, objetividad e innovación en la respuesta a los problemas, búsqueda de soluciones nacionales, limitando la importación e incentivando la gestión de las empresas.

Fuente: Juventud Rebelde

lp/minjus

 

 

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam
12 + 4 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. Ej. Para 1 + 3, ingrese 4.

Otras Noticias