Intervención del Director de Relaciones Internacionales del Ministerio de Justicia de #Cuba, Israel Ybarra Suárez

Versión para impresiónSend by email
Jueves, Diciembre 6, 2018 - 17:21

Segmento especial de la continuación del 61 periodo de sesiones de la Comisión de Estupefacientes sobre los preparativos de la serie de sesiones a nivel ministerial, prevista durante el 62o periodo de sesiones de la CND, en marzo de 2019.

Intervención del Director de Relaciones Internacionales del Ministerio de Justicia de #Cuba, Israel Ybarra Suárez

Sesión extraordinaria 5 de diciembre de 2018

Señora Presidenta:

Es nuestro deseo iniciar reconociendo todo vuestro trabajo, y el de su equipo, al frente de las labores del Sexagésimo primer período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes. Valoramos todos los esfuerzos cometidos durante su Presidencia, que tuvo ante sí el enorme reto de liderar una importante etapa de preparativos para la serie de sesiones a nivel ministerial que tendrá́ lugar durante el 62o periodo de sesiones de nuestra Comisión, en 2019.

Cumpliendo con el mandato que le fuera encomendado por esta Comisión en su resolución 61/10, acogemos con satisfacción el documento de la Presidencia que se presenta en esta sala. “El esbozo del camino a seguir después de 2019” fue resultado de los intensos y prolongados debates que tuvieron lugar durante las reuniones de este periodo entre sesiones. Bajo su liderazgo, esta Comisión logró mover voluntades y lograr importantes consensos.

Creemos que el documento presentado refleja los equilibrios y balances necesarios en las disimiles aproximaciones y expectativas que tienen nuestros Estados a la luz del Segmento Ministerial de Drogas en 2019. Creemos que es una contribución positiva y que debería concitar un amplio respaldo de todos los Estados Miembros.
Quizás podríamos en lo adelante concentrarnos en buscar una mayor síntesis preservando los elementos que son compartidos y dejando a un lado los temas confrontacionales, y en los que conocemos no existe consenso.

Señora Presidenta:

Mi delegación desea volver a enfatizar y reiterar algunas ideas esenciales que conforman la posición de Cuba en relación al documento que emanará del Segmento Ministerial en 2019.

La Declaración Política de 2009 y su Plan de Acción, la Declaración Ministerial de 2014 y las recomendaciones operacionales de UNGASS 2016, son documentos complementarios que se refuerzan mutuamente; al tiempo que nos brindan un espacio para que todos los programas, estrategias y políticas nacionales puedan aplicarse según las realidades de nuestros países y regiones.

Es por ello que consideramos que no es necesario renegociar ningún documento sobre nuevos compromisos políticos en materia de drogas. Por el contrario, debemos enfocarnos en la evaluación e implementación de los textos ya acordados.
Asimismo, la Comisión de Estupefacientes es y deberá seguir siendo el principal órgano normativo del sistema de las Naciones Unidas para las cuestiones relacionadas con las drogas. Los miembros de esta Comisión defendemos que continúe desempeñando su labor sin menoscabo de sus funciones ni duplicidad por otros foros multilaterales.

Reiteramos también el papel esencial de las tres convenciones que constituyen la piedra angular del sistema, al tiempo que nos permiten suficiente flexibilidad a los Estados Partes en el diseño y la implementación de las políticas nacionales de drogas, de acuerdo con las prioridades y necesidades individuales.

Señora Presidenta:

Las expectativas son altas de cara al próximo año. Los objetivos y metas propuestos (específicamente, en el párrafo 36 de la Declaración Política) son retadores, pero no desmayaremos ante el desafío y lo seguiremos intentando una y otra vez.

El Problema Mundial de las Drogas ha tenido un costo es enorme. Genera y reproduce ciclos de pobreza, violencia, diversas conductas criminales y exclusión social. Ante estas realidades refrendamos la importancia de abordarlo mediante una cooperación internacional efectiva y bajo el principio de responsabilidad común y compartida. El camino después de 2019 nos exige además un mayor compromiso y voluntad política por parte de nuestros Gobiernos.

Me permito concluir reiterando el compromiso de nuestro país para cooperar plenamente con la región y con toda la comunidad internacional en el abordaje al Problema Mundial de las Drogas; así como de continuar colaborando con los organismos internacionales en la materia, y cumplir los compromisos asumidos como Estado parte de las tres Convenciones internacionales en vigor.

Muchas gracias.

Otras Noticias