Una mirada objetiva a los servicios Registrales

Viernes, Diciembre 6, 2019 - 10:53

Una mirada objetiva a los servicios Registrales
Por Enrique Valdés
El tema de la calidad de los servicios registrales es uno de los más candentes en la actualidad.
Después de que el Oscar Silvera Martínez, ministro de Justicia de la República de Cuba dictara varias Instrucciones y Resoluciones tendentes a aliviar la carga de los trámites y agilizar las prestaciones se esperaba un repunte de estos servicios. Pero en algunos sitios eso no ha funcionado como debiera.
El perfeccionamiento al cual está abocado el Ministerio de Justicia (Minjus) tiene entre sus principales propósitos resolver el problema de la calidad de los servicios jurídicos que se prestan en sus instituciones y para eso el propio Ministro se ha pronunciado en incontables ocasiones por perfeccionar los controles que faciliten que cada quien, desde su puesto de trabajo, haga bien lo que le toca.
Eso, considera Silvera Martínez, es también pensar como país.
Para nadie es un secreto que los Registros Públicos forman parte de los pilares esenciales de la organización civil del Estado razón por la cual no puede posponerse la solución a los problemas de calidad actualmente enfrentados.
En la búsqueda efectiva de soluciones se desarrolló recientemente el Primer Taller sobre la Calidad de los Servicios Registrales, en el cual José Luis Toledo Santander, presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Constitucionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) reconoció la importancia del encuentro en momentos en que la nación tiene entre sus propósitos elevar la calidad de los servicios que se brindan.
Entre ellos los tres de mayor impacto en la cotidianidad ciudadana: Los Registros del Estado Civil, de Identidad y Electoral, señaló.
El del Estado Civil, apuntó, es la génesis para el ejercicio efectivo de los derechos y en tal sentido enumeró las distintas problemáticas que en la actualidad padecen millones de personas en el mundo porque los altos costos dificultan el acceso a los registros, los hace invisibles a la sociedad, limita sus derechos más elementales y los expone a penas punitivas.
En Cuba, enfatizó, eso no sucede así aunque tampoco pueden soslayarse las dificultades en la tramitación de sus asuntos. Cómo resolver el problema, se preguntó el presidente de la Comisión, pues rescatando algunas de las facultades inherentes a los Registradores porque de ellos depende, en ocasiones, la toma de decisiones que pueden contribuir a la simplificación de esos trámites.
Durante su intervención en la inauguración del Taller, Toledo Santander habló de la necesidad de la capacitación permanente de los Registradores, incluso más allá del ámbito jurídico en el cual se desempeñan, con temas relacionados con sintaxis, gramática, redacción y la claridad de la caligrafía, dado su influencia en el resultado de su actividad laboral.
Hoy, acotó, se impone el análisis de la racionalidad de los datos solicitados en los tractos registrales, disminuirlos aceleraría la tramitación y reduciría el índice de errores en los asientos.
Oscar Silvera Martínez, ministro de Justicia, reflexionó acerca de la importancia de la calidad de los servicios registrales como un aporte vital del sistema del Minjus al bienestar social y al Estado.
Destacó también el compromiso que supone el valor Justicia incorporado en el nombre del propio organismo, y la necesidad de que cada quien desde su puesto de trabajo se consagre en la consecución de ese principio.
Sabemos, dijo Silvera Martínez, que subsisten malas prácticas y que una parte de la ciudadanía nos asocia con ellas, sobre esa base, puntualizó, se debe trabajar con mayor fuerza y desterrar cualquier señal de inmovilismo y complacencia.
De este Taller, subrayó, saldrán las decisiones objetivas que contribuirán urgentemente al mejoramiento de las prácticas registrales.
Olga Lidia Pérez Díaz, directora de Notarías del Minjus, ponderó el valor del intercambio de experiencias entre registradores de todas las provincias presentes en el Taller para la adopción de medidas ajustadas a las realidades de cada territorio.
La actividad registral es la que más dificultades presenta en nuestra institución, reconoció la Directora, y es por ellos que potenciar encuentros ayudará de manera colectiva a encontrar soluciones destinadas a la elevación de la calidad de los servicios.
Entre ellas, dijo, realizar cambios drásticos en las maneras de hacer, vincular el desempeño individual a la erradicación de las deficiencias presentes y, sobre todo, profundizar en un cambio de mentalidad a partir de la depuración de los Registros y de mayor rigor en los procesos de habilitación de los registradores.
Igualmente se pronunció por recalificar a los registradores en función y por desarrollar una evaluación periódica distinta de la evaluación de desempeño que ya se realiza.
El Taller Registral que sesionó por dos días con la participación de profesionales de todas las Direcciones Provinciales de Justicia contó con la participación también de las viceministras del Minjus Rosabel Gamón Verde, Lilia María Hernández Doejo y Pilar Alicia Varona Estrada.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam
1 + 2 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. Ej. Para 1 + 3, ingrese 4.

Otras Noticias