Vísperas del Día de la Rebeldía Nacional

Viernes, Julio 24, 2020 - 09:37

Vísperas del Día de la Rebeldía Nacional

 Historia de un héroe cotidiano

 Por Enrique Valdés Machín

Joven, casi un niño, Miguel Cabrera Pérez decidió entregarle su vida a la lucha revolucionaria y fue consecuente con ese empeño.

Por eso no dudó ni un instante para responder al reclamo de la patria agredida y estar entre los primeros en incorporarse a las Milicias Nacionales Revolucionarias y después sumarse al Batallón Especial de lucha contra bandidos del Ejército de Oriente.

Allí recibió su bautismo de fuego,  participó en numerosas acciones combativas contra los alzados,  en  cercos, peines, capturas de contrarrevolucionarios  y sus colaboradores y precisamente en  una fecha tan importante para nuestro país como la del 26 de Julio pero del año 1963 estuvo entre el grupo  que capturó una red de la Agencia Central de inteligencia de Estados Unidos (CIA)  infiltrada por  la región de Vázquez Municipio Puerto Padre.

Una vez concluido el trabajo en Oriente marchó hacia el  Escambray donde el enfrentamiento a las bandas de alzados fue mucho más fuerte y violento.

 “Era muy jovencito y es verdad que los primeros combates con las balas repicando al lado tuyo y con compañeros que caían bajo el fuego de la metralla infundían miedo pero- y esto lo aprendí a lo largo de mi extensa carrera en las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior- cuando se trata de la Patria no importa la edad ni siquiera la vida, lo importante es la firme convicción para defenderla.

“La experiencia acumulada en los campos de batalla de Oriente y Las Villas me valieron  para estar entre los hombres que el 2 de enero de 1976 llegaron a Angola en momentos  en que fuerzas mercenarias agrupadas alrededor de  la UNITA y el FNLA  amenazaban la independencia de la naciente república.

“Ya en el terreno fui designado Cuadro Político Ideológico del Frente Sur contra los sudafricanos con la misión de llevar las informaciones políticas a las tropas cubanas en sus diferentes posiciones y proyectarles  el video contentivo del Primer Congreso del Partido y el Congreso del Pueblo en la Plaza de la Revolución.

 “Además realicé el Referendo Popular para aprobar la Primera Constitución Socialista de América, acción riesgosa en medio de las acciones combativas contra las tropas sudafricanas, la UNITA y el FNLA. “

Cabrera hace una pausa, fruñe el ceño, reflexiona por unos segundos como desempolvando viejos e imborrables recuerdos.

 “Entre las principales acciones combativas que desempeñé en Angola hay algunas que son inolvidables, incluso ahora que las narro no puedo evitar verme allí con el fusil en la mano durante la ofensiva que en febrero de 1976 expulsó al ejército sudafricano del territorio  nacional de Angola y lo obligó a refugiarse el 27 de marzo de 1976 en la entonces ocupada Namibia.

 “Aunque mi principal misión en ese hermano país era la de elevar la moral combativa de nuestra tropa durante la ofensiva y hacer cumplir las orientaciones del  Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz destinadas a preservar la vida de nuestros soldados  y derrotar al enemigo,  no pude evitar entrar directamente en combate.

 “En consecuencia  al regresar Cuba se me otorgó la condición de Oficial Vanguardia de las FAR en misión Internacionalista, me ascendieron  al grado de Mayor por estimulo y recibí la condecoración del Consejo de Estado como Combatiente Internacionalista de Primera Clase, por haber participado directamente en las acciones combativas.

 “De esa etapa guardo emociones encontradas. Fue emotivo ser  despedido y orientado por el Comandante en Jefe en persona antes de partir hacia Angola y ser recibido por él al  regreso. Pero a la vez siento una presión en el pecho cuando revivo aquellas mañanas durante las acciones combativas en el Sur de Angola en las cuales compartía con compañeros llenos de vida y por la tarde tenía que organizarles el funeral para despedirlos para siempre.”

A lo largo de su rica trayectoria por las FAR y el MINIT Cabrera ingresó con 17 años a las Filas del Partido Comunista de Cuba, se graduó de la Academia Político Militar Vladimir Ilich Lenin de las Fuerzas Armadas Soviéticas  como  licenciado en Ciencias Políticas y Máster en Filosofía y laboró por más de cuatro décadas como Cuadro del Partido en las FAR y el MININT donde después de 51 años de servicio se retiró con el grado de Coronel.

En el año 2013 ingresa en el Ministerio de Justicia (MINJUS)  como Sub Director de la Editorial Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz y en 2014 fue promovido a Director de esa entidad,  donde actualmente se desempeña.

Del MINJUS considera que por la calidad humana y revolucionaria de sus integrantes, y el nivel de compromiso, unidad y solidaridad que profesan está en condiciones de alcanzar los objetivos de brindar un servicio jurídico de mayor calidad al  pueblo y de defender a la Revolución en cualquier terreno.

 “Próximos a la histórica fecha del 26 de Julio y como homenaje a su 67 aniversario estoy seguro de no equivocarme al afirmar que estamos dispuestos  a vivir con la revolución o a morir por ella.”

lp/minjus

 

Otras Noticias