Concluye la visita del Comité de Base de la UJC del MINJUS en Santiago de Cuba.

 Como ciudad que envuelve la historia de la gesta revolucionaria, los jóvenes del Ministerio de Justicia visitaron Santiago de Cuba, ciudad que atesora siglos de historia y tradiciones; insertada en la región más cálida del país y de gran belleza natural, posee el título de Ciudad Héroe de la República de Cuba, así como la Orden Antonio Maceo, por su rica contribución a las luchas independentistas y la fuerte tradición de lucha de sus moradores.

En saludo al aniversario 91 del natalicio de Fidel, al 50 de la caída en combate del guerrillero heroico Ernesto Che Guevara y al 20 de la llegada de sus restos a Cuba, el recorrido comenzó con la visita al Cementerio de Santa Ifigenia para rendir tributo a nuestro Comandante en Jefe. En este cementerio descansan los restos del héroe nacional cubano, José Martí, y desde el 3 de diciembre de 2016, las cenizas de nuestro líder histórico de la revolución cubana, Fidel Castro Ruz. También nombres de hombres muy ligados a la lucha por la libertad del pueblo cubano aparecen en los registros de la necrópolis como: José Maceo, Carlos Manuel de Céspedes. Se erigen además auténticos monumentos a la memoria de ilustres mujeres entre ellas Mariana Grajales, María Cabrales, esposa de Antonio Maceo y Elvira Cape. De la historia del 56 están las tumbas de Frank País y Josué País, Otto Parellada, Tony Alomá, Pepito Tey y le sigue una pléyade de jóvenes santiagueros muertos en el combate clandestinos contra la tiranía de Batista. Reposan allí también los restos de los combatientes internacionalistas caídos en otras tierras.

Los medios de comunicación de la provincia tuvieron la oportunidad de entrevistar algunos de nuestros jóvenes, los cuales expresaron su sentir en tan excelso lugar lleno de historia.

Otros de los centros visitados fue el Cuartel Moncada, que desde el 28 de enero de 1960 es conocida como Ciudad Escolar. El cuartel adquirió relevancia histórica en 1953 cuando un grupo de jóvenes guerrilleros opositores de la dictadura de batista dirigidos por tres columnas comandadas por Fidel Castro, Raúl Castro y Abel Santamaría realizan los asaltos al Cuartel Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Este hecho, aunque fallido, fue el comienzo de la lucha que acabaría con el Triunfo de la Revolución cubana.

El Palacio de Justicia, la granjita de Siboney fueron otros de los lugares a visitar, ambos lugares de gran valor histórico y estratégico. El palacio de justicia se insertó en la epopeya del 26 de julio en apoyo al Asalto al Cuartel Moncada, por ser en aquella época el edificio más alto de la ciudad y desde su azotea podía dominarse visualmente toda el área del campamento militar y sus edificaciones. Se realizó el juicio a 143 acusados por la acción del Moncada, conocido como la Causa 37 de 1953, incluido el del Fidel que ejerció el derecho a su propia defensa. Fue sede del juicio conocido como la Causa 67 de 1956 contra los revolucionarios implicados en el levantamiento armado del 30 de noviembre organizado por Frank País. La granjita Siboney por su parte, inaugurada como museo en el año 65, y declarada el 26 de julio de 1979, Monumento Nacional, fue la institución con las condiciones requeridas para organizar acciones y que sirvió de cuartel general de los jóvenes que asaltarían con el Cuartel Moncada.

Con el lema “Somos una familia, los jóvenes del Ministerio de Justicia en su reencuentro con la historia, culminaron su recorrido en la mañana siguiente con la subida al Pico Turquino, ubicado al centro de la Sierra Maestra, la Mayor Cordillera de Cuba, para de este modo, vivir, sentir y recorrer los pasos que harían en 1957 los integrantes del Ejército Rebelde, que, liderados por Fidel Castro Ruz, alcanzaron el triunfo revolucionario el 1ero de enero de 1959.

 

Reflexiones de Fidel