Tolerancia cero para el consumo de drogas en Cuba


El Doctor Antonio Israel Ybarra Suárez, secretario de la Comisión Nacional de Drogas, ratificó la política de tolerancia cero del Estado cubano ante el consumo de estupefacientes. Foto: Marcelino Vázquez/ ACN

Continuar la batalla contra el consumo y comercialización de las drogas bajo los principios de tolerancia cero, constituye una de las líneas directrices de las autoridades cubanas ante el aumento de la mercantilización y legalización de dichas sustancias a nivel mundial.

Así ratificó en La Habana Antonio Israel Ybarra Suárez, secretario de la Comisión Nacional de Drogas, al presentar el informe sobre la utilización de los psicoactivos en el pasado año, con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, que se celebra cada 26 de junio.

Aunque en Cuba el tráfico no constituye un problema a gran escala, fueron interceptadas alrededor de cinco toneladas de drogas, cifra superior a años anteriores; de ellas el 95 % no llegó a entrar en la Isla por la rápida acción de las autoridades, explicó en conferencia de prensa Ybarra Suárez.

Los compradores no solo acceden a las llamadas drogas ilegales como cocaína y marihuana, sino también a medicamentos, que junto a la ingestión de bebidas alcohólicas provocan efectos similares.

El funcionario precisó que como parte de la política de tolerancia cero, en esta batalla participan activamente las fuerzas del Ministerio del Interior, de la Aduana y de la Fiscalía General de la República de Cuba.

A estos se suman, por mediación del Ministerio de Relaciones Exteriores, la colaboración de 46 países, 50 agencias oficiales, la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) y la Organización de Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con el funcionario, una encuesta aplicada hace dos años en las tres regiones de Cuba reveló que por cada 100 mil habitantes, solo 38 habían consumido los estupefacientes alguna vez en su vida.

Aunque el clima cubano no es favorable para la siembra de la marihuana, se han detectado plantaciones y semillas, subrayó Ybarra Suárez.

En la Isla se aplican actualmente programas educativos en las distintas enseñanzas, con el fin de advertir acerca de los males del consumo de drogas y sus consecuencias; así como se ofrecen servicios de salud y rehabilitación para la asistencia de personas víctimas de la adicción.

(Tomado de ACN)

Proyecto Constitución
Reflexiones de Fidel