Día Internacional de la Infancia en Cuba. Festejos desde el aislamiento social

Lunes, Junio 1, 2020 - 12:41

Cuba celebra hoy  el Día Internacional de la Infancia. La fecha materializa una recomendación de la Asamblea General de la ONU del año 1956 que pedía a los países miembros se instituyera un día para promover la fraternidad y la comprensión entre los niños del mundo a partir de actividades propias diseñadas para la ocasión.

      

En el caso de la Mayor de las Antillas se escogió el Primero de Junio y comenzó a celebrarse ininterrumpidamente desde el año 1963.Esta celebración en Cuba no es más que el refuerzo de los derechos cotidianos de los pequeños  a cantar, bailar, reír, jugar, estudiar sin otras preocupaciones que laceren su infancia.

Es cierto que en tiempos de la COVID-19 algunos de esos derechos tienen que ejercerse desde el aislamiento social para protegerse de esa terrible enfermedad, por tanto hoy, a diferencia de otros años las plazas públicas, parques, teatros no serán el escenario de la hermosa conmemoración.

Tampoco habrán niños con sus pañoletas rojas o azules adornando la belleza del paisaje, desde las escuelas, ahora cerradas para preservar sus vidas, no emanaran cantos ni festividades, ni  los veremos disfrazados encarnado personajes tradicionales de la Historia de Cuba.

  

Pero la Isla está decidida a festejar como siempre este día porque aquí  no hay nada más importante que ellos, y eso lo demuestra la adhesión a la Convención sobre los Derechos del Niño y a los Protocolos Facultativos sobre la protección integral de la infancia,  primer tratado vinculante nacional e internacionalmente  que reúne en un único texto los  derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales de ese grupo etario.

En una lectura más sencilla  en Cuba, refrendan sus leyes, la infancia  no está expuesta a  la explotación sexual,  ni al trabajo en edad escolar y todos los jóvenes tienen garantizada la enseñanza gratuita y la continuidad de estudios por los distintos niveles educacionales, hasta llegar tan lejos como ellos lo decidan.

    

Quizás por todo esto y por muchísimas otras razones que por su magnitud sería imposible plasmar en un artículo, esta jornada aunque trascendente en la fecha es solo un día más  dentro de una realidad en la cual la alegría y el disfrute de los niños constituyen una de las principales preocupaciones de toda la sociedad.

Hoy festejamos la fecha desde el aislamiento social, para que el próximo año, y el próximo y el próximo nuestros hijos y nietos, y después sus hijos y nietos, puedan abrazarse felices en una sociedad construida para todos, pero fundamentalmente pensando en ellos.

lp/minjus

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam
3 + 9 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. Ej. Para 1 + 3, ingrese 4.

Otras Noticias