Día Mundial contra la Trata de Personas

Jueves, Julio 30, 2020 - 15:40

Día Mundial contra la Trata de Personas

Cuba mantiene su política de tolerancia cero

Por Enrique Valdés

Entre los temas más acuciantes de la humanidad está el de la Trata de Personas,  razón por la cual la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 30 de julio como el Día Mundial para combatirla.

 Y aunque es imposible que en un día pueda alcanzarse el tema mundial propósito de este año de trabajar en la primea línea para terminar con ese flagelo internacional, la celebración tiene al  menos la posibilidad de concienciar acerca de la situación de las víctimas del tráfico humano y proteger sus derechos.

 Politización del tema y doble raseros aparte, el concepto de la Trata encierra el  comercio de personas con el fin de esclavizarlos laboral, mental, reproductiva, sexual,  extracción de órganos o cualquier otra manera  ahora en boga de esclavitud contra la voluntad y el bienestar humanos.

Hoy día la trata de mujeres para obligarlas a prostituirse es un lucrativo negocio; el tráfico de órganos prolifera y no siempre en aquellos países donde el fenómeno es más fuerte existen los mecanismos o la voluntad política para enfrentarlos.

 Cuba llega a este día con un panorama distinto.

En la Mayor de las Antillas prevalece el concepto de Tolerancia Cero ante el peligroso fenómeno que atenta contra los derechos humanos fundamentales y basa su estrategia en la prevención, el enfrentamiento y la protección a las víctimas.

Para eso cuenta con una legislación moderna- recién aprobada por la inmensa mayoría de los cubanos- que amplió los derechos fundamentales de los cuales gozaban los ciudadanos en la Constitución Socialista de 1976.

Entre ellos destacan como principios inviolables, el derecho al trabajo,  la protección, la seguridad e higiene del trabajador, el  descanso retribuido en cualquiera de las formas de trabajo aprobadas, el acceso a la seguridad ciudadana, la seguridad y asistencia social, y la salud gratuita, entre otros muchos.

A partir de la minuciosa aplicación del Plan de Acción Nacional para la Prevención y Enfrentamiento a la Trata de Personas y la protección a las víctimas, diseñado  para los años 2017-2020, el Gobierno cubano adopta acciones precisas dirigidas a consolidar los logros, replantearse el abordaje de problemas pendientes, así  como aplicar estrategias puntuales ante cualquier reto emergente.

Esto ha permitido que se llegue a la fecha con un problema, que si bien no está resuelto del todo, tampoco es  significativo, pues ninguno de los  pocos casos a nivel doméstico   enfrentado  está vinculado  a redes delictivas organizadas.

A pesar de la campaña orquestada por el gobierno de Estados Unidos para tratar de desacreditar la solidaria asistencia médica cubana a buena parte del planeta, la Isla como parte de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la Trata de Personas, cumple con la obligación contraída en consecuencia,  con la prevención y enfrentamiento a esta tipicidad delictiva.

Los logros sociales son innegables. Esos mismos galenos vilipendiados  y la Salud Pública cubana, pese a situaciones económica adversas y al férreo bloqueo impuesto por Estados Unidos,  ostentan hoy la cifra de médicos más alta de su historia, punteando entre las primeras del mundo entre la proporción médico-habitante.

A diferencia de otras naciones donde la asistencia médica se concentra en las grandes urbes como si el resto del país no existiera,  Cuba mantiene cobertura en la totalidad de las zonas rurales.

A partir del concepto de que nada es más importante que un niño la mortalidad infantil alcanzada en el año 2019 fue de cuatro por cada mil nacidos vivos; la casi totalidad de los partos tienen lugar en las instituciones médicas especializaday todos los recién nacidos, sin excepción son inscritos antes de los 20 días dispuestos por el Ministerio de Justicia.

Este Día de lucha contra la Trata de Personas sería bueno recordar también el acoso perenne contra nuestros profesionales, el robo de talentos, el aliento a la deserción o emigración ilegal y reflexionar tambiénacerca de los intentos internacionales de trata de mujeres frustrados dentro de nuestras fronteras, por solo citar algunos de los ejemplos más graves.

Hoy la magnitud del problema impone combatirlo con la voluntad de cada gobierno sin que para ellos medien mezquinos intereses políticos o intereses electorales momentáneos.

lp/minjus

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam
4 + 15 =
Resuelve este sencillo problema matemático e introduce el resultado. Ej. Para 1 + 3, ingrese 4.

Otras Noticias